Aceite de oliva: La nueva propuesta de exportación chilena a Rusia

Publicado 20 noviembre 2013

En Moscú se realizó el Primer Salón de Aceites de Oliva Chileno. En la ocasión se presentaron los productos de siete marcas chilenas, representantes de una industria que en 2012 exportó al mundo más de US$ 36 millones.

Productos en Salon RusiaChile ha logrado conquistar exigentes mercados gracias a su producción de vinos y frutas, pero hoy se abre espacio en el mundo con un nuevo producto de alta calidad: su aceite de oliva extra virgen. Su sabor excepcional ha sido reconocido en los más importantes concursos del mundo y este 19 de noviembre fue degustado por catadores y especialistas de este brebaje en Rusia, durante el Primer Salón de Aceites de Oliva Chileno realizado en Moscú.

El evento fue encabezado por el Embajador de Chile en Rusia, Juan Eduardo Eguiguren, y por el Director Comercial de ProChile en ese país, Sebastián Pillado, quienes dieron la bienvenida a cerca un centenar de personas vinculadas al mundo gastronómico y líderes de opinión, quienes pudieron degustar cada uno de los productos presentes en la cita y que constituyen hoy la nueva bandera de las exportaciones chilenas.

Diego Livingstone, Gerente General de Pobeña –empresa dedicada a la producción de aceite de oliva- fue el encargado de realizar una presentación de la industria chilena, mientras que el experto ruso Alexander Smirnov efectuó una cata guiada de este producto y el destacado chef local Pavel Ragoyen mostró a los asistentes los diversos usos que se le puede dar en la cocina, al preparar salmón y mousse de chocolate.

El Primer Salón de Aceites de Oliva Chileno se llevó a cabo en el Hotel Metropol y en él participaron las marcas chilenas Olave, Las 200, Pobeña, Senzo, Olisur, Aura y Monteolivo, representantes de una industria que en 2012 exportó más de US$ 36 millones, equivalentes a 10.228 toneladas de aceite de oliva, es decir, un 52% más que en 2011.

Todas estas empresas tuvieron la posibilidad de mostrar sus productos y sostener reuniones de negocios con el público invitado que, entre otros, incluyó a una decena de importadores, distribuidores del segmento Horeca, compradores de cinco importantes cadenas de retail, chefs y dueños de hoteles y restaurantes.

Rusia es uno de los nuevos mercados a los que está apostando el aceite de oliva chileno, y su crecimiento ha sido considerable, pues en 2012 las importaciones rusas alcanzaron los US$ 153.058, un 267% más que en 2011, cuando totalizaron US$ 41.746.

El aceite de oliva chileno en los mercados internacionales

Para 2015, el sector espera que los envíos chilenos al mundo superen los US$ 100 millones, incorporando una mayor cantidad de empresas exportadoras y diversificando los mercados de destino, que hoy corresponden principalmente a Estados Unidos, Brasil, Italia, Venezuela, Canadá y España.

Si bien el mercado internacional del aceite de oliva sigue siendo liderado por países reconocidos por sus grandes extensiones de olivos –como España, Italia y Grecia–, Chile ha ido aumentando sostenidamente su producción en los últimos cinco años, hasta representar el 0,6% de la producción mundial en la temporada 2011-2012.

Actualmente, Chile posee alrededor de 26 mil hectáreas de olivos, lo que refleja un aumento de 420% con respecto al año 2005. Del total de su producción, el 90% es de aceite de oliva de calidad extra virgen, ya sea como monovarietales o blends, con gran demanda externa debido a sus propiedades nutricionales.

La industria olivícola chilena ha sabido unir el uso de moderna tecnología con una selección de las mejores variedades aceiteras de España e Italia, entre ellas Arbequina, Arbosana, Frantoio, Leccino y Coratina. Esto, sumado a un clima mediterráneo y la ausencia de la temida mosca del olivo, le han permitido elaborar aceites de la más alta calidad, que han obtenido importantes reconocimientos en numerosos concursos internacionales como Armonia (Spoleto, Italia); Olive d’ Or (Montreal, Canadá); L´Orciolo d´Oro (Gradara, Italia); SOL d´ORO (Verona, Italia); Sial China (Shanghai, China); Terraolivos (Israel); L.A. County Fair (Los Angeles, EE.UU.); Olivinus (Agentina); L’ extravergine, Flos Olei (Italia); y BIOL Internacional (Andria, Italia).

Hoy en día, el sector se encuentra organizado en la Asociación Chilena de Productores de Aceite de Oliva, “Chile Oliva”, la que está constituida por 40 socios, con el objetivo de mostrar al mundo los beneficios del aceite de oliva extra virgen chileno, que el mercado ruso ha comenzado a conocer paulatinamente en los últimos dos años. Una de las acciones concretas para aterrizar esta difusión es a través de la marca sectorial “Chile Olive Oil”, que hoy tiene como mercados objetivos a Estados Unidos y Brasil, pero sin dejar de lado las oportunidades comerciales que se le presenten en otros países.

Comunicaciones ProChile